viernes, 14 de enero de 2011

Reseña: Hermosa Oscuridad


FICHA TÉCNICA
Título: Hermosa oscuridad
Autor/a: Kami García y Margaret Stohl
Editorial: Espasa
Publicación: noviembre de 2010
Género: Juvenil, Romántico, Fantástico
Formato: 15cm x 23cm
Páginas: 401
ISBN: 9788467034448


SINOPSIS
Después de Hermosas criaturas, llega el segundo volumen de la Saga de las dieciséis lunas, Hermosa oscuridad. Ethan Wate solía pensar que en su pueblo, en el profundo sur americano, nunca pasaba nada, hasta que llegó Lena Duchannes y le reveló un mundo secreto que hasta ese momento había permanecido oculto. Ethan y Lena pueden enfrentarse a cualquier situación, por oscura que sea, pero la pérdida de un ser querido de la joven hace que ésta se aleje de Ethan y que guarde secretos aún más terribles... Sin embargo, los ojos de Ethan se han abierto al lado más oscuro y no hay vuelta atrás.


OPINIÓN
Cuando hice la reseña de Hermosas Criaturas expliqué como me envolvió la magia de Gatlin, que lo rodeaba todo, pero en Hermosa Oscuridad me dio la sensación de que se había perdido parte de esa magia, y aunque el libro me gustó, no llegó a obsesionarme tanto como su predecesor, y todo tiene su razón de ser, vayamos por partes.

En primer lugar el libro arranca en con el funeral de Macon y Lena destrozada por la muerte de su tío, de la que se siente culpable, siendo éste el desencadenante de que Lena quiera apartarse de todo lo que ama para no hacerle daño, incluido Ethan.
Ethan siente como poco a poco y casi sin darse cuenta Lena se va alejando de él, primero piensa que tiene que darle tiempo, pero se da cuenta de que algo no marcha bien y siente que la está perdiendo y lo que espeor, que se está volviendo oscura.
Luego entran en escena dos nuevos personajes, John Breed, un íncubo muy extraño que parece que se está haciendo muy buen amigo de Lena, y Liv, una aspirante a guardiana que se está formando bajo la tutela de Marian Ashcroft. Y si al personaje de Liv llegas a conocerla más o menos, John Breed es un auténtico misterio que no sabes de dónde ha salido, ni tampoco cual es su papel en la cristalización de Lena hasta el final, donde lo aclaran muy por encima.
El personaje de Ridley, la prima oscura de Lena que dio tanto juego en el libro anterior, en este tiene menos protagonismo y no se le ve tan “mala” como antes, yo la encontré como descafeinada aunque las circunstancias mandan y su relación con Link sigue siendo muy divertida.
Luego se desarrolla gran parte del libro en los túneles caster por lo que la atmósfera resulta un tanto asfixiante y aunque en los túneles hay mucha magia, yo eché de menos la magia que se respiraba en la mansión Ravenwood (cocina y despensa) y como cambiaba la decoración de la casa en función del estado de ánimo de Macon.
Lo mejor del libro me pareció las visiones de Ethan, a las que hay que prestarles mucha atención y que están cargadas de sorpresas. De todas formas, y aunque al principio el ritmo sea un poco lento, la historia mejora a cada página que lees y se pone muy interesante, desvela algunas sorpresas y al final te termina por enganchar y te muerdes las uñas esperando a saber lo que sucede en la cristalización de Lena ¿se decantará hacia un lado o hacia el otro?. Del final, mejor no comentar nada, simplemente correcto.

En fin que yo lo he encontrado algo más flojito que el primero, pero también es verdad que el listón estaba muy alto, pese a todo estamos ansiosos por continuar leyendo más y más, pero para eso, habrá que esperar.

Mi Valoración: 4/6
 
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...